Saltar al contenido

Detectores de humo iónicos

sensor iónico

En el mercado es posible encontrar varias marcas, tipos y modelos de detectores de humo iónicos. A pesar de que su precio es bajo, si se compara con otras soluciones o alternativas existentes, juegan un rol fundamental para garantizar la seguridad de una casa o local comercial.

De este modo, podemos decir que los detectores de humo iónico, como su nombre indica, son dispositivos que detectan la presencia de humo y gases en los ambientes donde están instalados. No son perceptibles a simple vista por el hombre, y funcionan como alarma para avisar cuando hay riesgo de incendio.

¿Cómo funcionan este tipo de sensores?

La minimización de la conductividad del aire forma parte del principio de funcionamiento de los detectores de humo iónico. Esta se puede lograr por la descomposición radiactiva del elemento Americio-241 (241Am), presente en sus dos cámaras de ionización. Aunque este isótopo emite partículas alfa o radiación alfa, la cantidad presente en ellas no afecta a nuestra salud.

En este tipo de soluciones este elemento juega un rol fundamental, por el alto poder que tiene para ionizar el aire de las partículas alfa. En este caso, una de las cámaras está abierta al medio externo, y posee dos electrodos que forman un circuito cerrado donde fluye de manera constante la corriente eléctrica.

La segunda cámara, cuya composición es similar a la primera, se usa de referencia y se encuentra parcialmente cerrada al medio externo. Las dos cámaras se ven afectadas por la presión atmosférica y la humedad.

Si en el espacio donde estén instaladas hay escapes de gases o de humo, disminuye la ionización del aire. Lo mismo pasa con la corriente eléctrica que fluye en el interior de una o de las dos cámaras; en este caso, de la que sea vea afectada, que puede llegar a interrumpirse, dando como resultado la activación de la alarma.

Instalación y tipología

Generalmente, estos detectores de humo iónico funcionan con su autonomía, gracias a las baterías que tienen incorporadas. Además, no es preciso que sean conectados a una red central para que se activen tanto las alarmas sonoras que poseen como las visuales.

Por otro lado, en el mercado existen diferentes soluciones que forman parte de los detectores de humo iónicos, entre ellos se encuentran: el Kidde GSA-IPHS, el Kidde Detector de Humo Compacto i9040LSB, BRK Dicom M300 – Detector iónico de humo, el Aico EI141RC.

Ventajas de los detectores iónicos

Los detectores de humo iónicos presentan una alta eficacia, puesto que son capaces de detectar el inicio de un incendio. Solamente el olor inicial de la combustión es una condición suficiente para que se active este tipo de alarmas, sin que sea visible la presencia de humo en los espacios donde se encuentran instaladas.

Estas soluciones se caracterizan por tener precios bastante económicos. Igualmente, necesitan poco mantenimiento y requieren cables para su conexión. Sus baterías pueden llegar a durar varios años.

En resumen, podemos encontrar diversas marcas de detectores de humo iónico. Su denominador común es que responden eficientemente ante posibles incendios. Son económicas y fáciles de instalar y mantener.