Saltar al contenido

Nest Protect

Nest Protect Alarma de humo e incendios

Nest Protect es un revolucionario detector inteligente de humo y monóxido de carbono realizado y comercializado por la empresa americana Nest Labs.

Nest Labs es una empresa del sector de la domótica fundada en la localidad californiana de Palo Alto, en el año 2010. Su actividad inicial fue la producción de termostatos y detectores de humo inteligentes con la última tecnología del sector. Sus productos destacan por estar impulsados por sensores y diversos sistemas de seguridad, dotados de wifi, porque podemos programarlos y son autoaprendientes. La empresa fue fundada por Tony Fadell y Matt Rogers, ingenieros que anteriormente trabajaban para Apple.

Con un crecimiento vertiginoso se situó a finales de 2012 con más de 130 empleados. Con el lanzamiento de Nest Protect en octubre de 2013, se colocó a la vanguardia de las empresas tecnológicas americanas; hasta el punto de que el gigante de internet Google se fijó en ellos. En el período de expansión de Google en el sector de productos de última tecnología, realiza una oferta y compra a Nest Labs, en el 2014, por 3 200 000 000 de dólares.

A partir de entonces, vimos cómo Nest Labs siguió operando con su propia identidad pero bajo los canales de comercialización de Google. Actualmente, el canal de comercialización de los productos de Nest es Google Nest, plataforma incluida dentro de la Google Store que conocemos.

Google Nest es una plataforma creada para la venta de todos los productos inteligentes que nuestra casa puede necesitar. Desde cámaras hasta sensores, cerraduras y demás aparatos inteligentes, conectados entre sí con la idea de que podamos controlarlos desde un mismo dispositivo. Entre ellos encontramos el detector de humos Nest Protect de segunda generación.

Nest Protect II

La funcionalidad del Nest Protect II es la detección del monóxido de carbono y el humo en una habitación. Contiene ocho sensores interconectados entre sí, capaces de entender lo que ocurre en nuestro hogar, y un sensor fotoeléctrico capaz de detectar fuegos lentos. Nest Protect puede ser usado como una alarma antifuego.

Detecta diferentes tipos de fuego, ya sean de combustión lenta o rápida, y los índices de monóxido de carbono que hay en una habitación. Es un excelente dispositivo tecnológico con una longevidad de diez años para nuestra protección y la de nuestra familia.

Podemos configurarlo para que nos hable o, si no estamos en casa, para que nos envíe un mensaje al móvil en el caso de que hubiera algún problema. Nos dirá lo que ocurre y dónde ocurre, para que podamos solucionar el problema con la máxima rapidez posible.

¿Cómo funciona este detector de humo?

Para aprovechar al máximo sus funciones, es necesario que dispongamos de una conexión wifi, un smartphone o tableta y una cuenta de Nest gratuita. La cuenta es necesaria para poder establecer conexiones inalámbricas, recibir notificaciones en el móvil, nombrar espacios o realizar las posibles actualizaciones de software necesarias. En el caso de disponer de más de un Nest Protect, podrán estar interconectados y no necesitaremos la conexión wifi para que se comuniquen entre ellos.

nest protect alarma

¿Dónde colocamos el Nest Protect?

La ubicación del Nest Protect es fundamental para su buen funcionamiento. Según las recomendaciones de la Asociación Nacional de Protección contra el Fuego, es recomendable la instalación de alarmas contra el humo los siguientes lugares.

  • Al menos una unidad en cada piso, incluidos los sótanos y áticos.
  • En habitaciones que utilizamos para dormir.
  • Si tenemos escaleras, en el piso superior y, si tenemos sótano, en el techo, cerca de la escalera de acceso a la estancia principal.
  • En aquellas estancias donde podamos prever unas concentraciones de monóxido de carbono especiales, como las cocinas, la estancia donde se encuentra la caldera o sitios donde hay estufas de combustión.

Configuración e instalación

  1. Activación: Removemos la lengüeta antipolvo y tiramos de ella para activar las baterías.
  2. Presionamos el botón “Nest“, que se pondrá en azul para indicar que está activo.
  3. Obtenemos la aplicación móvil de Nest Protect para configurarla al wifi, internet o cualquier otro Nest Protect que tengamos.
  4. El vídeo disponible en la página Nest.com/protect/instalacion muestra el proceso de la creación de una cuenta gratuita, donde podemos enlazar el Nest Protect.
  5. Para la instalación del dispositivo, tenemos que atornillar el detector a la pared o al techo utilizando los tornillos.
  6. Montaje y prueba del detector. Una vez alineando el dispositivo en los tornillos de anclaje, giramos levemente hacia la derecha hasta oír un clic. A continuación, presionamos el botón “Nest” y seguimos las instrucciones habladas por el dispositivo. Se ejecutará una prueba y el aparato nos indicará cuando esté completada.

Tipo de alarmas

Nest Protect tiene dos tipos de alarmas de voz: de emergencia y de atención. Indican la naturaleza y en qué lugar se encuentra el peligro detectado. La alarma de atención está diseñada para indicar una incidencia antes de que pueda convertirse en un hecho peligroso. Podemos silenciarla con un simple movimiento de mano enfrente del aparato o, simplemente, al presionar el botón “Nest“. La alarma de emergencia está señalizada con el color rojo sobre el detector, y se produce cuando el monóxido de carbono o el humo alcanzan niveles peligrosos.

Conexión entre los dispositivos

Cuando tenemos más de dos dispositivos, cualquiera de ellos avisará sobre dónde está el problema. Para silenciarlos, hemos de dirigirnos a la estancia donde se ha detectado el problema y basta con que hagamos un movimiento enfrente del aparato. Los Nest Protect instalados pueden interconexionarse entre sí, siempre y cuando tengan una separación menor a 15 metros.

¿Qué otras aplicaciones tiene el Nest Protect II?

El sensor suele tener la luz apagada, pero si una persona pasa por debajo de él, ilumina la estancia. Por otro lado, si apagamos la luz de la habitación donde se encuentra, se encenderá una luz verde en el aparato.

Al activar la opción de pitidos, el aparato no emitirá ningún ruido y mandará una señal de aviso a través del móvil. Cualquier usuario registrado podrá activar las alertas en su dispositivo móvil.

Nest Protect está provisto de sensores inteligentes. Estos comprueban más de 400 veces diarias si sus pilas están en correcto estado de funcionamiento.

Todas estas características hacen que el Nest Protect de segunda generación sea uno de los detectores de humo más completos del mercado. Sin duda, es una apuesta segura para nuestro hogar.